Estando en NY, de compras por bloomingdales tuve la oportunidad de conocer a Sarah Jessica Parker, ella estaba ahí asesorando a quienes decidían comprar un zapato de su colección.

Estuve solo 5 minutos hablando con ella pero se me quedaron 3 reflexiones que quiero compartir con ustedes! 🙂

1. No importa donde estés, mantené los pies sobre la tierra. 

 

¡Imaginense que ella al pasarte la mano se presentaba! ¡Si! Hi, I’m Sarah Jessica. Yo le quería decir que no era necesario, estaba comprando una marca con su nombre y apellido jaja, pero ella muy sencilla me preguntó en que me podía ayudar. Y muy pacientemente me dijo porqué creía que tenía que comprar uno y no otro, incluso ella misma fue a buscar una plantilla porque era un poco grande el zapato que elegí. (teniendo 10 personas atrás quienes podían hacerlo por ella)

2. Siempre podés inspirar a otros.

Y no hablo solo de donar dinero, cuando estaba con ella me acordé de cuantas veces la vi en revistas o en sus películas o entrevistas, cómo con su estilo, su gracia me reconfortaba cuando sentía que la profesión que elegí no era la correcta para mí (en ese momento, diseño de moda). No creo que alguien sea consciente de que tanto puede influir en la vida de otras personas, (no será Emma Watson luchando por nuestros derechos) pero definitivamente SJP logró darme confianza y me inspiró en más de una ocasión.

Para muchos, la industria de la moda puede ser superficial, yo creo que no existe eso, como dije en mi instagram, “No son solo zapatos, no son solo ropas, la moda nos ayuda a empoderarnos, y vestimos nuestra identidad.” Por suerte tuve la oportunidad de decirselo en persona. (La próxima ojala me encuentre con Emma Watson o Iris Apfel jaja)

 

3. Y no menos importante, cada una tiene su estilo y tenemos que respetarnos.

Todos los que estabamos ahí eramos TAN diferentes, habían chicas que iban a comprar su zapato de novia, las que querían tacos porque simplemente son New Yorkers y así viven, las que buscaban para ocasiones especiales, incluso hombres que buscaban un zapato “de mujer” para ellos.

Todas podemos dar un uso diferente a la misma prenda, es súper importante respetar nuestro estilo y nuestra identidad, usar lo que nos sirve de inspiración, usar lo que se aplica a nuestro estilo de vida, no tratar de copiar algo “porque se usa”, si somos fieles con nosotras mismas y aplicamos las tendencias a lo que nos hace sentir cómodas con nosotras mismas, ¿Y si usamos la moda como una herramienta más para sumar nuestro autoestima?

 

¡Fue una experiencia increíble! Si tenés otra preguntita, sólo dejame un comentario que me encanta leerles y trato de responder lo antes posible. 🙂

Comentarios

comentarios