La semana de la moda de Milán es uno de los eventos más importantes del mundo de la moda, así que cuando llegó el momento de armar los outfits para esta semana, NO podía faltar una prenda vintage, que después de tantos años sigue impecable gracias a los cuidados de los que te hablo en este post! 

Hace varios meses encontré en una feria vintage (ya ni me acuerdo donde) esta pollera tubo con estampado “pata de gallo”, que estaba en muy buen estado. Como es uno de mis estampados favoritos la compré,  sin probarme y sin pensar.

Esta falda tiene más de 20 años de antigüedad. Recurrí a Skip como aliado para cuidar esta prenda, ya que con su tecnología mantiene las fibras y las protege lavado tras lavado, sin perder el color o la textura.

Otros cuidados que tomé son, cuando secamos telas con fibras naturales, lo ideal es que sea bajo sombra porque el sol puede desgastar el color más rápido.  Además, guardar las prendas vintage en bolsas de tela independientes para evitar la humedad, y sacarlas del ropero a respirar por lo menos cada dos meses, así evitamos el olor a “guardado” 😉

Seguro ustedes tienen una prenda favorita como la mía, si quieren seguir usándola muchas veces, sin miedo a que se desgaste, seguí mis consejos y los de Skip para que tu ropa se sienta como nueva por mucho más tiempo.

¡Con color y prendas contemporáneas, traemos lo vintage a la moda actual!

 

¿Les gustó el outfit?

Comentarios

comentarios